x

Nos gustaría enviarte las notificaciones para las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

LO MEJORLO PEOR

Un mal inicio y un peor final

  • SEGRE
Actualizada 11/02/2019 a las 09:47
Andreu Tomàs celebra el gol que en aquell moment permetia al Llista empatar el matx.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Andreu Tomàs celebra el gol que en aquell moment permetia al Llista empatar el matx.

JORDI ECHEVARRIA
Andreu Tomàs celebra el gol que en aquell moment permetia al Llista empatar el matx.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Andreu Tomàs celebra el gol que en aquell moment permetia al Llista empatar el matx.

JORDI ECHEVARRIA

El Lleida Llista dejó escapar ayer una gran oportunidad de encaramarse a la cuarta posición de la OK Liga. Perdió 2-4 ante el Noia en un partido en que el entró con mal pie y que se complicó en los últimos minutos. Encajó dos goles en los tres primeros minutos y otros dos en los tres últimos, que echaron por la borda todo el trabajo y el esfuerzo que el equipo hizo en los 46 minutos restantes. La de ayer fue la segunda derrota en casa de los leridanos, tras la sufrida ante el Igualada el 4 de noviembre (1-5).

El partido empezó 8 minutos tarde por sulpa de un apagón en el Onze de Setembre. Y el Llista aún tardó otros tres minutos en darse cuenta de que el partido ya había dado comienzo. Apenas se habían disputado dos minutos cuando Sergi Llorca sorprendió con un lanzamiento desde media distancia que puso el 0-1 en el marcador. Y un minuto más tarde, el propio Llorca firmaba el 0-2. Quedaban 47 minutos por delante y el equipo se enfrentaba a un reto de dimensiones considerables.

El Llista despertó, se puso manos a la obra y empezó a frecuentar el área visitante. A los 7 minutos los árbitros señalaron penalti por un claro derribo a Bruno Di Benedetto, pero Andreu Tomàs no acertó en el lanzamiento.

El Llista dominaba el partido, creaba ocasiones, pero carecía de acierto. Y cuando lo tenía, allí estaba el meta Chús Fernández para frenar cualquier lanzamiento bien dirigido. El Noia, con la tranquilidad de tener el marcador a favor, se conformaba con crear peligro en alguna contra. Xavi Costa marcó en el minuto 9, pero lo hizo con el patín y los árbitros lo anularon, dos minutos antes de que el equipo visitante estrellara una bola en el poste. Maxi Oruste se encargó de meter al Llista en el partido al anotar el 1-2 en el minuto 20 y, con este resultado se llegó al final del primer tiempo.

El Llista saltó a pista en el segundo tiempo decidido a darle la vuelta al marcador. Puso cerco a la portería rival, movió bien la bola, buscó sus opciones, ante un rival que seguía confiando en alguna contra y que no dejaba pasar la ocasión de mostrar su peligrosidad, como en un nuevo lanzamiento al poste a falta de 15 minutos para el final.

Mientras, en la plantilla y en la grada, crecía el malestar con los árbitros, que aplicaban un criterio dispar. Un Noia que jugaba al límite, con entradas más bien fuertes, se mantenía con bastantes menos faltas que los leridanos, que llegaron a la novena mientras su rival se quedaba en seis.

El premio a la insistencia del Llista llegó en el minuto 41, cuando Andreu Tomàs marcaba el 2-2 al transformar un penalti. Con nueve minutos por delante, la remontada era posible, ya que el equipo leridano seguía volcado sobre la meta rival. Xixi Creus tuvo una gran ocasión tres minutos más tarde, pero no acertó en batir a Chús Fernández.

El partido entró en la recta final con la sensación de que estaba más cerca el 3-2 que el 2-3. Pero entonces llegó el desastre. El Llista perdió una bola en ataque, el Noia salió a la contra y Roberto Di Benedetto frenó la acción rival cometiendo falta. Una más dentro de un partido en el que ya se había producido alguna acción similar. Para sorpresa de todos, los árbitros mostraron tarjeta azul a Roberto y Sergi Llorca aprovechó el lanzamiento directo para colocar el 2-3 en el marcador.

Tocaba remar de nuevo contra la corriente. Pero el equipo, tal vez cansado por el esfuerzo que había hecho, demostró que ya no estaba fresco. No supo crear ninguna ocasión y, además, encajó el 2-4 a falta de poco más de un minuto del final.

Al equipo le espera ahora una maratón de partidos. Mañana juega en Girona, el sábado en Nantes en partido de Europa Cup y la semana que viene llega la Copa del Rey.

Etiquetas
Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre