x
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

LABORAL NORMATIVA

Desconcierto empresarial al entrar en vigor la obligación de registrar horarios

Actualizada 14/05/2019 a las 10:10
“Aluvión” de consultas de pymes sobre cómo aplicar el control de la jornada laboral

Desconcierto empresarial al entrar en vigor la obligación de registrar horarios

Desconcierto empresarial al entrar en vigor la obligación de registrar horarios

LLEIDA TV
Un treballador registra amb l’empremta dactilar el final de la seua jornada laboral, ahir, a Lleida.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Un treballador registra amb l'empremta dactilar el final de la seua jornada laboral, ahir, a Lleida.

ÍTMAR FABREGAT

Desconcierto. Esta fue la sensación de muchos empresarios y trabajadores en el primer día laborable después de que entrara en vigor la nueva normativa que obliga a registrar la jornada de trabajo. Mientras patronales y sindicatos hablan de “aluvión” de consultas sobre cómo proceder, el Ejecutivo central recuerda que dio dos meses de margen.

El domingo entró en vigor el decreto del Gobierno central que obliga a las empresas a registrar la jornada laboral de sus empleados, lo que popularmente se denomina “fichar”. La normativa ha generado desconcierto entre los empresarios, como atestigua el “aluvión” de consultas que ha registrado Pimec acerca de cómo adaptar el control obligatorio a las particularidades de cada sector. Elena de la Campa, directora de Relaciones Laborales y Negociación Colectiva de Pimec, explicó que están llevando a cabo sesiones para asesorar a sus asociados sobre el sistema de control que mejor se ajuste a su realidad. En este sentido, subrayó las dificultades para implementar el registro en caso de empleados con jornadas flexibles o que trabajen por proyectos, o en relación con el teletrabajo. “El control obligatorio puede penalizar la conciliación familiar y laboral”, indicó. En la misma línea, la secretaria general de Fecom, patronal leridana del comercio, Maria Rosa Armengol, destacó las numerosas consultas que han recibido estos días de los pequeños comercios en relación a cómo aplicar la obligatoriedad de fichar. Asimismo, la líder de CCOO en Lleida, Cristina Rodríguez, manifestó que delegados se han puesto en contacto con el sindicato al estar ante un tema “muy casuístico”.

Uno de los problemas con los que se han encontrado los empresarios es el de elegir qué sistema de control implementar. A este respecto, Armengol señaló que, aunque depende mucho de cada empresa, la mayoría de comercios han optado de entrada por el control manual. “Será el método más empleado estos primeros días”, dijo, a la vez que vaticinó que, con el paso de los meses, “serán cada vez más los que opten por aplicaciones informáticas” que, sin embargo, “implicarán costes adicionales”. Así las cosas, Pimec lanzó ayer una app para sus asociados a fin de que puedan registrar, a través de la misma, el horario de los empleados. Al hilo de esto, De la Campa se decantó por el control informatizado frente al manual ya que, este último, “generará una ingente cantidad de documentos difícil de gestionar”. Y es que el empresario debe custodiar los registros durante cuatro años (más información en el desglose). “Puede parecer que el sistema manual no tiene coste pero almacenar las hojas de control o contabilizar las horas son tareas que acabarán teniendo un coste”, explicó. Por su parte, Xavier Perelló, secretario general de FICA-UGT en Lleida, señaló que “no importa el método de control elegido siempre que cumpla con la normativa”. “Será la Inspección la que determine si el sistema es o no correcto”, zanjó. Asimismo, valoró “positivamente” la implantación del sistema de control porque hará “aflorar” las horas extras impagadas. Al hilo de esto, un estudio de CCOO cifró que las horas trabajadas y no pagadas por los empresarios en Catalunya en 2018 podrían crear 20.670 nuevos puestos de trabajo.

 

El ministerio de Trabajo edita una guía para facilitar la aplicación del control de la jornada

 

Otra cuestión de especial incidencia en Lleida es la del control horario en el campo. Jaume Pedrós, coordinador de UP en la demarcación, señaló que hay que distinguir entre los trabajadores fijos, “cuyos horarios hace tiempo que ya controlamos”, y los temporeros. “No podemos poner un reloj en el campo, hay días que trabajarán cuatro horas y otros ocho, depende mucho de la meteorología”, explicó. A este respecto, dijo que Trabajo se tendría que “adaptar” a nuestra realidad “igual que nos adaptamos nosotros”. “Tendremos que ir viendo”, concluyó.

Valerio: ‘Nadie se ha tomado en serio la nueva norma’

La ministra de Trabajo en funciones, Magdalena Valerio, lamentó ayer que “nadie se haya tomado en serio” la entrada en vigor del registro obligatorio de la jornada laboral y advirtió de que los inspectores se encargarán de hacer cumplir con la nueva normativa. En este sentido, subrayó que las empresas han tenido dos meses para desarrollar un sistema de control horario, además de destacar que el Ejecutivo central les dio libertad en cuanto a la elección del mismo a fin de poderlo adaptar a la realidad de cada sector. “Si hubiésemos concretado un registro de jornada nos habrían dicho que el sistema era inflexible”, sentenció. No obstante, añadió que los inspectoresdejarán “margen de maniobra” a las empresas que todavía estén negociando con sus trabajadores qué sistema de control aplicar.

En paralelo, el ministerio de Trabajo publicó ayer por la tarde, 36 horas después de entrar en vigor, una guía sobre la nueva normativa para solventar dudas y facilitar la aplicación práctica del registro de la jornada laboral. Con todo, ayer, el Congreso de los Diputados no tenía listo todavía el sistema para controlar el horario de trabajo de sus empleados.
Etiquetas
Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre