x
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

La forma correcta de colocar los retrovisores en el coche para evitar puntos ciegos

Actualizada 15/09/2021 a las 10:56

Colocar bien los espejos retrovisores es algo básico para la conducción, pero no todo el mundo tiene claro cómo hacerlo de forma correcta. Sentados tras el puesto de conducción la primera misión es colocar de forma óptima el asiento. Longitudinalmente hay que situarlo donde nuestra espalda queda completamente apoyada en el respaldo y que con el pie izquierdo podamos hacer todo el recorrido del embrague.

Con la posición de las piernas ya tomada, el tronco debe posicionarse en una postura cómoda, pero en la que los brazos queden ligeramente flexionados al agarrar el volante. Cuando ya tengamos la postura correcta debemos colocar correctamente los espejos retrovisores.

El central sólo hay que colocarlo centrado a través de la luneta trasera para que nos permita ver lo que hay inmediatamente tras nosotros. Este retrovisor es a través del que debemos tener controlados a los vehículos que vienen por detrás nuestro a más velocidad y se disponen a rebasarnos. El comienzo de su maniobra lo podremos ver por la luneta trasera y el punto donde dejamos de ver el vehículo marcará el inicio de la angulación de los espejos laterales.

Seguramente a muchos de nosotros nos hayan enseñado que los retrovisores exteriores debemos poder ver sobre la parte más próxima al vehículo los laterales de la carrocería. Aunque no está del todo mal, casi con total seguridad estemos dejando una cierta porción de ángulo muerto a los lados del vehículo. Ver una parte del coche nos permite ubicarnos en el entorno, pero no es del todo necesario.

Ahora bien, retomando el asunto del espejo interior, si posicionamos los laterales en el lugar donde comenzamos a dejar de ver al vehículo que venía por detrás desde el retrovisor central dejaremos de ver el coche pero ganaremos en amplitud lateral y estaremos eliminando el ángulo muerto.

Además, hay que posicionar el ángulo de visión de los espejos a una altura media (si el mundo fuera plano y horizontal diríamos que habría que apuntar al horizonte) y viendo la carrocería del coche iremos abriendo hasta que sólo veamos la carrocería en el extremo interior del espejo.

Aunque no hay cifras concretas sobre la implicación del ángulo muerto con los accidentes, se estima que durante el año 2007 se produjeron en Europa 400 muertes al año provocadas por accidentes relacionados con la falta de visión lateral. Según un informe sobre siniestralidad elaborado por la Comisión Europea un 56% de los accidentes que sufrieron ciclistas o motoristas se debieron al giro hacia la derecha de un vehículo pesado y que un 40% de esos accidentes se podrían haber evitado con un espejo que ofrezca mayor campo de visión.

Actualmente los fabricantes tienen estandarizada la implementación de espejos con cierta curvatura en los extremos que reflejan un ángulo de visión más amplio sin que tengamos que recurrir a espejos suplementarios de la industria opcional.

Comenta el contenido

Descubrir
Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre