x
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

EL CANDIDATO DE...ERC

Xavier Eritja: «La desobediencia institucional, solo para lograr resultados. Si no, es postureo»

Actualizada 08/11/2019 a las 09:52
Repite al frente de la lista de ERC y espera que el bloque soberanista obtenga un buen resultado para forzar al Estado a abrir el diálogo con Catalunya, sobre la base de amnistiar primero a los presos ya condenados. Considera que la desobediencia institucional, si no es para lograr resultados concretos, solo es postureo.
Xavier Eritja, al costat d'una fotografia de Francesc Macià a la seu d'ER C.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Xavier Eritja, al costat d'una fotografia de Francesc Macià a la seu d'ER C.

Amado Forrolla

Cuatro elecciones en cuatro años. ¿Entendería que mucha gente no fuera esta vez a votar?
No hemos vivido una actividad parlamentaria normal porque constantemente ha habido inestabibilidad. En Catalunya la hay desde hace años porque apostamos por la independencia, pero allá te das cuenta de que realmente hay un final del bipartidismo y son incapaces de llegar a acuerdos. Entendemos que hay un cansancio muy grande de ir a votar. Hay un bloqueo político y cuestiones sociales o laborales no se llevan adelante. Pedimos que entiendan que estamos en un cambio de ciclo político y que no habrá una solución de hoy para mañana.

¿A quién beneficiará o perjudicará más la sentencia del procés?
Salió en precampaña y las manifestaciones no dejan de reflejar un desencanto que se ha utilizado políticamente. Es una venganza del Estado, se condena una opción política, y desde el Estado se está utilizando para sacar rédito electoral. Tanto el PSOE, con las declaraciones del ministro Marlaska hablando de violencia, como la extrema derecha hablando de aplicar el 155 y la ley de Seguridad.

Esta vez se ha visto violencia.
La violencia la empezó el Estado provocando. Con la sentencia, la sociedad catalana reacciona. La mayoría aplastante, con manifestaciones cívicas, pero un sector lo canalizó de otra manera. Ha habido vandalismo en las calles, muchas veces fomentado por las fuerzas de seguridad del Estado que usaron la fuerza de forma desmedida sobre los manifestantes, y eso no es justificable. También de algunos mossos, que habrá que investigar. Entiendo, pero no comparto, que ante una situación límite cada uno canalice su decepción de diferentes maneras. Ha habido a quien no le ha interesado rebajar el tono.

En las anteriores generales, apostaba por la amnistía de los presos.
La única manera de resolver el bloqueo del conflicto es el diálogo, pero es muy difícil si tienes a gente en la cárcel de manera injusta. Por eso, una de nuestras condiciones para el diálogo es la amnistía, deshacer el caso y que los presos salgan. La amnistía permitiría comenzar de cero un diálogo y una negociación, y la resolución del conflicto. La ley la ha de aprobar el Congreso y es cuestión de voluntad política.

Para conseguir eso necesitarán ser fuertes en el Congreso.
Ahora no hay mayorías claras y la absoluta siempre descansa sobre partidos como el nuestro, JxCat, Bildu, PNV o Compromís. Cuanto más fuerte sea en Madrid el bloque soberanista y vasco, más capacidad tendremos para para condicionar al Gobierno. Para la investidura probablemente veremos un acuerdo de Pedro Sánchez con Cs y la abstención del PP, pero en una legislatura se han de aprobar muchas leyes que necesitan mayoría absoluta. La única manera de obligar al Gobierno a abrir el diálogo es condicionándolos.

¿Prefieren un gobierno socialista?
Siempre preferiríamos un Gobierno de izquierdas, porque creemos que es el único espacio para poder abrir un diálogo, pero la actitud de Sánchez no lo demuestra. Tenemos la imagen de que quiere llegar a acuerdos con el centro derecha para formar gobierno, y con este PSOE no podemos hacer nada.

¿La idea es seguir con las movilizaciones para desgastar al Gobierno central?
También nos desgasta a nosotros. Pero ha de haber movilización sí o sí. En otro lugar, una manifestación de un millón de personas sobre una población de siete habría significado cambios. Hay quien pide desobediencia institucional, pero creo que se puede hacer si se va a conseguir un resultado concreto y llevar adelante la república. Pero sacrificar las instituciones a cambio de nada, solo por una cuestión de postureo, se ha de valorar mucho. ¿Qué conseguimos si te pueden aplicar el 155? Si intervienen las instituciones, solo quedará la calle. Es importante preservar las instituciones, pese a que están muy débiles. La única manera de lograr la república es cuadrar las reivindicaciones de la calle y de las instituciones.

¿A qué atribuye la exhumación de Franco en este momento?
Se eligió hacerlo justo en precampaña, cuando no venía de aquí porque llevábamos un año con el tema. Le veo un uso político y sabe mal. Y es lastimoso que, en lugar de ser una acción discreta, pareció un funeral de Estado, y eso solo da cancha a la derecha y a la extrema derecha.

¿Cuáles son sus prioridades para mejorar Lleida desde Madrid?
Por un lado el sector agrario, que tiene un gran peso y vertebra el territorio. Cómo se resuelve el Brexit, el bloqueo ruso y el problema de Mercosur. Por otro, la cuestión medioambiental, el Pirineo y la gestión del agua. Y están las infraestructuras, que ni PP ni PSOE han resuelto. Estamos pendientes de la liberación de la AP-2, el Eix Pirinenc, los trenes...

¿Traspasar los regionales a la Generalitat sería una solución?
Traspasar las competencias era un objetivo hace unos años, pero con las inversiones hechas. Y la idea desde Lleida era crear una especie de cercanías que relacionaba los principales núcleos urbanos del territorio. Y eso tendría un efecto también sobre el transporte privado. Sería un revulsivo. Se habló de eso, pero entonces se optó por el aeropuerto de Alguaire.

¿Qué opina de las quejas sobre el Avant?
El tramo más rentable de la alta velocidad de España es el de Madrid y Barcelona y el Avant también, y que pongan trenes de menos calidad y los precios sean tan altos dice que desde aquí soportamos la presión para alimentar tramos que son deficitarios. Es injusto.

Otro reto son las autovías a Tarragona y a Aran.
En lugar de hacer una inversión brutal en la N-240, sería mejor que la AP-2, ya sin peajes, se convierta en el gran eje mercancías desde el valle del Ebro al puerto de Tarragona. El tráfico se reduciría en la N-240, quedaría como una carretera más local y no haría falta tanta obra. Y la futura autovía de Aran y, también hacia Toulouse, permitiría unir dos grandes pools agrarios. Además, entonces sí tendría sentido el aerupuerto de Alguaire.

Etiquetas
Comenta el contenido

Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre