x
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

ESNOTICIA

El hijo del primer muerto: “Mi padre se contagió en el hospital Arnau”

Actualizada 19/03/2020 a las 11:32

El fallecido, de Oliana, estaba ingresado en la planta que atendió los primeros casos

“Mi padre se contagió del coronavirus cuando estaba ingresado en el hospital Arnau”. Así de contundente se mostró ayer Toni, hijo del primer fallecido a causa de esta pandemia en Lleida, un vecino de Oliana de 79 años. “Mi padre ingresó en el hospital hace casi dos semanas porque tenía el hierro muy bajo y tenían que hacerle pruebas que implicaban el paso por el quirófano”, señaló, y añadió que desde hacía unos 3 años también necesitaba transfusiones de sangre periódicas. El hombre se encontraba en la habitación 106, en la primera planta del Arnau, la misma en la que el lunes de la semana pasada fue ingresada una mujerque fue uno de los tres primeros casos positivos por coronavirus en la provincia y que se contagió en el viaje del Imserso a Benidorm. El miércoles, dos días después, “nos comunicaron que sufría una neumonía por coronavirus”, explicó su hijo.

A partir de entonces, el hombre fue trasladado a la tercera planta del edificio antiguo del hospital, donde se han habilitado habitaciones en régimen de aislamiento para los afectados por coronavirus que no están ingresados en la UCI. Este régimen también comporta que los familiares no puedan visitarlos, pero Toni agradeció la información que les iban dando de forma constante las enfermeras. “Nos han tratado muy bien”, remarcó. Aunque en algunos momentos pareció que podría superar la neumonía, finalmente “el lunes por la noche nos llamaron y nos avisaron de que viniéramos porque ya estaba muy mal”, relató, y al cabo de unas horas el hombre, que había residido en Oliana toda su vida, acabó falleciendo. Ayer mismo fue incinerado en el cementerio de Lleida. El protocolo para los muertos por este virus establece que el paciente debe ser enterrado o incinerado de forma inmediata cuando su cuerpo sale del hospital. En este caso, la elección de la segunda opción vino determinada porque “mi padre siempre había dicho que quería que le incineraran”. Ahora la familia, que está confinada de forma preventiva, está a la espera de poder celebrar una ceremonia fúnebre. Toni no exige responsabilidades, pero lo tiene claro: “mi padre se contagió a través del personal que estuvo en contacto con los primeros pacientes con coronavirus o en el quirófano, porque cuando ingresó no tenía el virus”.

Fuentes de Salud se limitaron que están estudiando la cadena de transmisión de este y los demás casos y que no pueden hacerse afirmaciones categóricas.

Etiquetas
Comenta el contenido

Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre